Jose Cortes Procedimientos En Rostro Otoplastia

Otoplastia

La Otoplastia se conoce también como cirugía de orejas y se practica con mucho éxito para corregir la forma, tamaño o posición de las orejas en relación con la cabeza.

Este procedimiento consiste en realizar incisiones desde las cuales se puede retirar exceso de piel, reposiciones o remodelar el cartílago, en algunos casos es aconsejable reducir el lóbulo auricular.

Las cicatrices detrás del pabellón auricular son imperceptibles y el resultado de la operación es permanente.

¿Qué es la Otoplastia?

La otoplastia es una cirugía ambulatoria, el mismo día después de tu procedimiento vas a casa. El tratamiento de cada caso depende de lo que está produciendo la prominencia de la oreja. La idea es darle forma a todos los pliegues, en algunas ocasiones nos enfocamos más al exceso de cartílago llamado concha, en otros casos volvemos a formar la parte de la oreja que se llama hélix y en otros el antihélix. 

Para darle forma a la oreja se hace un corte por la parte de atrás de la oreja, donde queda completamente oculto.

Los riesgos en esta cirugía son poco frecuentes. Es necesario acudir con un cirujano plástico certificado. 

Preguntas frecuentes

Más de la mitad de las personas con orejas prominentes reconoce haber sufrido bromas y burlas. Un 34 por ciento asegura que se sentiría más feliz si no las tuviera de ese tamaño, según se desprende de un estudio Este problema afecta al 8,5 por ciento de la población y que cada año origina 170.000 intervenciones en todo el mundo debido a los problemas estéticos y de autoestima que provoca.

 

Debido a la preocupación de los padres respecto al aspecto de las orejas de los hijos, es muy común que se realice esta cirugía en niños. Sin embargo, se debe esperar a que la oreja tenga arriba del 85% del tamaño que alcanzará cuando sea adulto. Esto se alcanza a los 6 años. Así que a partir de esta edad se puede realizar la cirugía.

La cirugía es relativamente rápida, con una duración promedio de 45 minutos por las dos orejas. En algunos pacientes solo es necesario tratar una sola oreja, pero en la gran mayoría están afectados ambos lados.

Puede utilizarse anestesia local, donde el paciente está despierto pero no le produce dolor, se evita las molestias de los efectos secundarios de medicamentos sedantes como las náuseas e inmediatamente después de la cirugía podrá ir a casa. En el caso de personas nerviosas o ansiosas es mejor realizar este tipo de procedimiento mediante sedación junto con anestesia local o incluso anestesia general. Se debe tratar de modo individual cada caso en consulta para lograr el mejor resultado con el menor riesgo posible.

El costo es variable y se debe tomar en cuenta el tipo de anestesia que se utilice. Ya que es factible el uso de anestesia local, el hacerlo con este tipo de anestesia es mucho más barato. Sin embargo se debe de considerar otros gastos como lo son los gastos hospitalarios y los honorarios médicos del equipo quirúrgico que participa en tu cirugía. En tu consulta de valoración de acuerdo a la anestesia que más te convenga y el tipo de técnica a utilizar se determinará el presupuesto exacto.

El paciente puede reintegrarse a sus labores al día siguiente siempre y cuando no requiera esfuerzos, sin embargo la inflamación estará presente sobre todo el primer mes  y se debe de tomar ciertas precauciones. Aunque hay un cambio inmediato en la forma de las orejas tratadas, es importante saber que el resultado podrá considerarse definitivo después de los 6 meses. 

 

Después de la cirugía se debe tomar en cuenta ciertas indicaciones:

 

Es necesario utilizar una banda tipo “tenista” o una ballerina para el cabello que haga presión sobre las orejas, lo que permitirá mejor control de la inflamación, que se mantengan en esa posición a lo largo de los días hasta su cicatrización interna final y evitar algún accidente y se doblen y se pierda la forma construida durante la cirugía. Se debe mantener esta banda durante al menos 3 semanas 24 hrs al día. 

 

No podrás hacer ejercicio durante 30 días, ya que el incrementar la actividad física o esfuerzos importantes producen mayor inflamación en la oreja y pueden perder definición.

 

En términos generales no duele. Algunos pacientes refieren una sensación de presión y un dolor punzante pero está relacionado a la inflamación. El uso de analgésicos y antiinflamatorios controlan perfectamente estas molestias.

Otoplastia Cirugia

Ficha técnica

Hospitalización: Ambulatoria, no requiere hospitalización
Anestesia: Local con sedación; en algunos casos, general
Tiempo de la Cirugía: 1 Hora
Tiempo de Reposo: 3 – 5 días

Conoce más procedimientos de Orejas

¿Tienes alguna consulta?

Av. Baja California 261 Piso 7 – 20, Col.

Hipódromo, México D.F. 06100


    Ir arriba
    WhatsApp Contáctame