Procedimientos en Cirugía Reconstructiva

Quemaduras

Las quemaduras de segundo y tercer grado dejan manchas elevadas y fibrosas, claras u obscuras que provocan cicatrices evidentes.

Para cada tipo de secuela de quemadura existe un tratamiento adecuado, el cual debe ser aplicado oportunamente para obtener una mejor respuesta.
Existen diferentes procedimientos para potenciar los resultados como los
peelings superficiales combinados, la luz intensa pulsada y el láser de 1064 nm.

Algunos casos requieren otras asociaciones como microdermoabrasión con
cristales o la dermoabrasión mecánica, dependiendo todo de la extensión de la cicatriz, la región del cuerpo donde se localiza y el sentido de la lesión con relación a los pliegues naturales de la piel.

El paciente debe saber que muchos factores influyen en la respuesta a los
procedimientos, por lo que es difícil realizar una predicción exacta sobre el
número de sesiones requeridas en cada caso.

En casos extremos, pueden requerirse cirugías plásticas de reconstrucción que precisen de injertos de tejido o colocación de expansores cutáneos para devolver la función elástica de la piel.