Procedimientos en Cirugía Reconstructiva

Lesiones Malignas y Premalignas de Piel

La exposición excesiva a la luz solar es riesgosa principalmente para las personas de piel clara y los pacientes fotosensibles. Entre los primeros efectos nocivos podemos mencionar el envejecimiento prematuro de la piel y a esto se suman las lesiones malignas y premalignas, como la queratosis actínica, el carcinoma espino-celular, el carcinoma basocelular y el melanoma.

Queratosis actínica:

Las lesiones se distribuyen por las zonas expuestas a la luz solar. Son excrecencias queratósicas, cubiertas de escamas y asintomáticas, pero pueden provocar efectos antiestéticos.

Carcinoma basocelular y carcinoma espino-celular:

Los carcinomas basocelulares son muy frecuentes y se manifiestan por lesiones nodulares, pigmentadas, superficiales o infiltrantes. Se presentan en zonas de la piel expuestas al sol.

Los carcinomas espino-celulares pueden ser localizados o invasivos, afectando los ganglios linfáticos, las lesiones son placas eritematosas e hiperqueratósicas de contorno irregular.

Melanoma maligno:

Es un tumor maligno, considerado de alto peligro. Sin embargo, la mayoría de ellos pueden curarse si se diagnostican a tiempo, realizando una escisión correcta de las lesiones. Algunos signos pueden ser el aumento rápido de tamaño, cambio de coloración, inflamación de la piel circundante, hemorragia o ulceración de una lesión pigmentada; por otra parte, las lesiones iniciales pueden ser planas, semejantes a una peca extraña.